7 breves y curiosas experiencias en Couchsurfing

En una entrada anterior del blog, explicamos qué era y como funcionaba CouchSurfing. Pues bien , hoy toca explicar 7 breves historias que me han ocurrido surfeando, para que veáis que hay de todo en este mundo. Desde gente que compartiría un riñón contigo a verdaderos personajes.

 

1 -MI PRIMERA VEZ.

La primera experiencia haciendo algo que nunca has hecho siempre está llena de incertidumbre y duda. ¿ Qué pasará? ¿Qué he de hacer?¿Y si acabo antes que ella? (jajaja no no, esto no va aquí) ¿Lo haré bien? ¿Y si nos caemos mal?
Mi primera vez fue en Oporto. Días antes de tomar nuestro vuelo, nos pusimos manos a la obra enviando solicitudes a los Couchsrufers que nos parecían más “guays”. Después de varias respuestas negativas por problemas con las fechas, unos padres de familia nos invitaron a su sofá.

DSC_0495

Ya una vez ahí en Oporto, nos vimos incapaces de encontrar el lugar ni la forma de ir, así que fuimos a una biblioteca a conectarnos con la esperanza de que leyesen nuestro mensaje de socorro… ¡¡y sí!! Al poco nos dieron más indicaciones y nos plantamos en su casa.

¡Fue una primera experiencia super positiva! Tuvimos momentos de charlas amenas durante las comidas, nos ayudaron con consejos para ver la ciudad y nos alimentaron con unos platos dignos del mejor restaurante.

¡Una forma muy buena de empezar en CouchSurfing!

2 – FUIMOS SUS PRIMEROS HUÉSPEDES

La que era nuestra segunda aventura en CouchSurfing como surfers, era la primera para nuestros anfitriones. Una pareja joven y super amable. La primera noche nos llevaron a cenar a un vegetariano con el mejor pastel de chocolate de la historia. ¡Orgasmo vocal! Cuando acabamos de cenar, nos explicaron que se estaban mudando de casa y que ellos dormirían en la vieja, y nosotros dormiríamos en la nueva… ¡¡¡ Nos dieron las llaves!!! Pero no solo tuvieron la gran confianza de dejarnos su casa siendo la primera vez que hospedaban a alguien, sino que además ¡¡nosotros estrenamos esa casa!! Todo nuevo y sofá-cama comodísimo, oh sí.

DSC_0631

3 – LO QUE BIEN EMPIEZA, RARO ACABA

Seguimos en Oporto. Después de nuestras dos primeras experiencias tan buenas, estábamos super animados con el tema. Nuestros terceros anfitriones eran una pareja francesa que nos había parecido muy interesante. Amantes del arte y con muchas cosas que contar.

El recibimiento fue genial. Nos llevaron a la playa a ver la puesta de sol, con 4 copas de Champagne francés. Estábamos flipando ¡menuda intro! Ese día todo fue genial, nos enseñaron su pequeña casa y nos acomodaron en su sofá. Quedamos en ir la mañana siguiente a un museo a unos 30 kilómetros, y luego a una población con playa que era muy bonita de ver. Buen plan.

DSC_0714

El despertar fue brusco.  Amablemente brusco jaja” ¡¡BUENOS DÍAS, EL DESAYUNOOOO!!”  El chico se nos sentó en la cama y nos enseñó los pastelitos que nos había comprado. Era un detalle, pero entre el sueño que teníamos y el susto estábamos un poco fuera de lugar. Su euforia extrema siguió en aumento sin darnos tiempo a salir de las sábanas, y empezó a hacernos fotos con nuestra cámara, y a hacer que su mujer (a la que trataba como una sirvienta) , nos las hiciera con él.

DSC_0720

Pero oye. Aparte del susto, el detalle estaba genial. Así que nos levantamos, nos vestimos y nos montamos con ellos en el coche con ganas de ver cosas nuevas.

A partir de ahí todo cambió y nunca supimos por qué. Ya no nos hablaron. Ya no se reían. Ya nada.

Fuimos al museo y parecían evitarnos. Nos respondían con monosílabos. Eso si, a él no se le pasaban las ganas de hacernos fotos y nos hizo un book durante toda la mañana.

Después del museo más de lo mismo. Fuimos a comer a la localidad playera y eramos como dos parejas desconocidas en una misma mesa.

No supimos nunca que produjo ese cambio tan raro… Pero  luego nos firmaron en nuestro perfil diciendo que todo había ido genial. ¿?

4 -AMSTERDAM STYLE

Sobre el CocuhSurfing de Amsterdam no es que haya mucha historia que contar. Más bien se puede hablar de cómo funcionaba la casa. Shaun, un chico de 23 años usaba su casa para hospedar a todo el que cupiera en ella. A la hora de dormir, los sofás, camas y suelo de todas la habitaciones se llenaban de gente joven. La luz era verdosa, había comida cocinada por todos los surfers, alcohol, risas…humo..más humo… humo de Amsterdam…

DSC_0495

5 – JAISALMER… WTF?!

Quizá el CouchSurfing más Wtf?! de todos. Cruzamos el Rajastán para ir de Pushkar a Jaisalmer. Fue una larga, fría y dura noche en un Sleeper Bus. Y al llegar, en vez de Dhanna (el que nos hospedaba), vino su amigo Lucky. Nos recogió en la estación de bus con un par de motos, y entramos con ellas en el Fuerte de la ciudad. Paramos en la puerta de un Guest House y nos hizo entrar. Ahí pensamos que algo raro pasaba…¿ primero no viene quien tiene que venir y luego nos traen a un sitio que es de pago ?

8585013_l_c841ffa8a09a59420390dcbf3fbe8b08

Nos dijo que Dhanna era el dueño del sitio y que estaba ocupado, pero en breve lo conoceríamos. Usaba ese lugar para hospedar CouchSurfers , ya que él era de una de las castas más altas y por tanto, rico.

Bueno, vale, sí, ok… pero pasaron los días y le vimos quizá 5 minutos y en “modo ausente”… nos comentaron que tenia una gran afición a fumar opio con sus amigos en el centro del Fuerte de Jaisalmer. Ole tú.

Lo que remató la experiencia en ese lugar fue cuando de la taza del WC, por el mismísimo agujero, salió una rata. Pero eso, os lo cuento otro día.. que hay vídeo.

6 – YO, Alex.

Alex nos hospedó en Bombay. Después de enviar muchas solicitudes sin éxito, él nos ofreció pasar unos días en su casa. Alex vive a una hora en tren del centro de la ciudad y por su zona había poca cosa que hacer.

Pensamos que tampoco sería problema , porque podía ser interesante conocer a un norteamericano que vivía en India, y que tendríamos mucho de que hablar. Bien, acertamos , pero a medias.

10131667_l_cede96e8c5aa75ba5abdcf4b5f2bdcb9

Con Alex no se podía hablar. Con Alex se escuchaba. Hablaba de él, él y él. Vale, ese chico era un superdotado con una facilidad insultante para aprender cualquier idioma (practicaba 7 a la vez), pero de ahí a solo hablar de lo bueno que era en todo…Cuando en una conversa te tocaba hablar a ti, se ponía a hablar encima porque nada era tan interesante como lo que él decía.
Hasta el punto de que, cuando nos despedimos , como él no era el protagonista, no nos dio ni la mano ni un abrazo ni nada. ¡Menudo personaje!

 

7 – TAILEK’S HOUSE

Tailek’s House aix… ¡el paraíso CouchSurfer en Bankgok !
Tailek’s House no es un sitio normal dentro del mundo “Couchsurfero”, es sencillamente increíble. Es un edificio entero en el que vive una familia que parece que dedique su vida a eso.  Ahí viven Bee (Tailandesa), Tailek(su hijo, bebé) y Scott.

Es un sitio, limpio, nuevo y con comodidades como : wifi, ordenador potente 24h, aire acondicionado, 2 WC’s, dos pisos para dormir y una sala común donde hacíamos eso, comidas comunes.

 

DSC_0014

Además de eso, en la entrada hay una pizarra donde Scott apunta cada día posibles propuestas para hacer todos juntos. Por ejemplo, un día fuimos todos juntos al barrio rojo.
Ahí eramos más de 10 personas y  fuimos haciendo nuevos amigos y compartiendo grandes momentos.

 

¿Has hecho CouchSurfing? ¿Tienes alguna historia que contar? ¡Este es el lugar!

14 Comments

Leave a comment

¡Deja un comentario...me hace mucha ilusión!

Contacto: mochilanomadablog@gmail.com