Auto-Stop en Laos ( en 4×4 militar y con 2 Monjes Budistas )

Después de pasar unos cuantos días en Luang Prabang disfrutando de la ciudad y de algunas excursiones,  y ver como el dinero bajaba mucho más velozmente que en India , decidimos buscar nuevas estrategias de viaje. Para realizar el trayecto de Luang Prabang a Vang Vieng teníamos pocas opciones…

MiniBus : 110.00 Kips por persona = 22 euros

LocalBus: 80.000 Kips por persona = 16 euros

La opción barata nos seguía pareciendo cara, así que decidimos hacer auto-stop por primera vez en nuestro viaje por Asia. Un auto-stop de 220 Km por un país sin autopistas y en el que todas las carreteras son como la que lleva de Cerdanyola a Barcelona por la Rabassada, curvas locas en subidas y bajadas.

Lao AutoStop-Crew

Lao AutoStop-Crew

 

Nos hicimos dos carteles, uno en inglés  y otro (con la ayuda del staff de nuestro Guest House ) en Lao. Decían: “VANG VIENG PLEASE”. Nos colocamos en la salida del pueblo a eso de de las 9:40 de la mañana, con la esperanza de que algún camión nos pudiese acercar a nuestro destino.
Hacía mucho sol y teníamos el riesgo de llevarnos una señora insolación de regalo, pero a los pocos minutos empezó el movimiento. El primero en parar fue un autocar que se dirigía hacia Vang Vieng lleno de turistas. Nos dijo que nos llevaba pagando, y nos ofreció llevarnos a los dos por el precio de uno. Una oferta tentadora que nos ahorraba quizás una mañana perdida en la carretera, pero confiábamos mucho en la suerte que siempre nos acompaña y no nos queríamos perder esta posible aventura. Declinamos la oferta y nos quedamos ahí con nuestros super carteles.

Hay que mencionar que, el hecho de hacer auto-stop a 50 metros de la estación de buses es algo que parecía no agradar a los conductores que salían de ella jajaja .

Fueron pasando camionetas, motos, bicis, tuktuks … pero justo algo antes de las 10:00, un 4×4 nuevo y de lujo, paró a nuestro lado. Con un mínimo gesto y una sonrisa,  nos dijo que sí con la cabeza y nos invitó a subir. ¡ Maletas al maletero y ya estamos en marcha hacia Vang Vieng !

Vistas de un bonito mirador en medio de la nada, en laos

Vistas de un bonito mirador en medio de la nada, en laos

Nuestra “comitiva” la formaban dos 4×4. El nuestro era super nuevo, con nevera (nos invitaron a agua, y cosas para picar), y viajábamos con dos tailandeses y una tailandesa. El otro 4×4 era de esos como del ejercito, todo muy bestia y las ruedas grandes; en el viajaban el conductor, una pareja de novios, y una pareja de monjes budistas, todo muy peculiar xD

laos 171

laos 172

laos 173

El viaje fue cómodo, rápido, agradable y con un par de paradas para hacer fotos del paisaje y comer un arroz muy rico. Después de unas 6 horitas, nos encontramos en la calle principal de Vang Vieng, ¡con una nueva experiencia y los 20 euros del viaje en el bolsillo!

 

Esto fue lo primero que vimos de Vang Vieng, “las Vegas de Laos” :

laos 176

laos 177

 

¿ Cual ha sido tu Auto-Stop más loco?

One Comment

Leave a comment

¡Deja un comentario...me hace mucha ilusión!

Contacto: mochilanomadablog@gmail.com