Conseguir casa y trabajo en Queenstown

ENCONTRAR TRABAJO Y HABITACIÓN EN QUEENSTOWN

 

Tras dos primeras semanas algo descolocado y buscando mi lugar en este nuevo país conseguí por fin cumplir todos mis objetivos principales: cuenta bancaria, teléfono kiwi, IRD (número para poder trabajar), coche propio y finalmente encontrar a Rober y Lety (A.K.A Mochileando por el Mundo).

Atravesé en mi flamante coche-cama la isla norte en un viaje que me brindó la oportunidad de pasar una noche en el precioso lago Pukaki y me planté en la zona de acampada donde me esperaban mis coleguis. Me recibieron con dos grandes sonrisas y con 3 grandes cervezas, un pack de bienvenida genial que compartimos al lado del río que rodeaba nuestros coches. Para mi era el inicio de mi vida de campista de coche y estaba super contento, pero ellos ya llevaban semanas arriba y abajo y tenían ganas de encontrar un sitio para vivir un tiempo mientras ganábamos dinero , así que ….¡Rober tenía un plan!

pescando-queenstown

Sí quieres trabajar en Queenstown, buscar habitación, comprar un coche, o enterarte de las mejores ofertas tienes que hacerte con una copia de la revista semanal Lakes Weekly, Es básico y esencial, es como la Biblia para el recién llegado a la ciudad. Se consigue de forma gratuita en todo tipo de comercios  y sale los martes, por lo que ese mismo día empiezan a sonar a lo loco los teléfonos de los managers que  ofrecen empleo y los de los dueños de habitaciones en alquiler. Mucha gente llamando para no tantas plazas… pero….. ¡HAY UN TRUCO!

Los lunes a las 12:00 (¡muy puntual!) cuelgan en su página web en formato PDF una copia de la revista que saldrá al día siguiente. Así que si quieres jugar con ventaja, ya que mucha gente no sabe esto, puedes ser de los primeros en tener a tu disposición todos los anuncios que necesitas 😉

 

¡Manos a la obra!

Cómo Lety y Rober ese lunes tenían que trabajar por la mañana me tocó a mi ir a un sitio con Wifi para bajarme la revista y empezar la búsqueda de nuestra casita. A las 11:45 me situé con el móvil al lado de una de las cabinas de Wifi Spark y empecé a darle una y otra vez a actualizar. 11:50 nada, 11:55 nada, 11:59 nada… 12:00 ¡La tenemos! Siguiente paso, correr bajo la lluvia y montar una oficina inmobiliaria dentro del coche. Tras 3 horas de gestiones me quedé en mi libreta con 6 posibles opciones que poco a poco fueron cayendo por si solas. Que sí esta solo tiene una habitación, que si en la otra nadie responde el teléfono, esta otra parece que está más cerca de Barcelona que de Queenstown… Finalmente fueron dos los pisos que nos dejaban algo de esperanza en la batalla por buscar casa que se libraba esa semana en Lakes Weekly.  



Fuimos a ver uno de ellos y bueno.. bff… eso que aun no has entrado y ya te quieres ir! Olía mal, no se decir a que , pero olía mal! Estaba super desordenado, se compartía con más gente y encima la agente que nos los enseñaba no dijo que quería meter una pareja para que así los guarretes de la casa se espavilasen y se pusiesen a limpiar! A ver, primero que Lety y Rober no tenían por qué ir a ningún sitio a motivar a otros no ser unos cerdos… y por otra parte , esa gente era ya irrecuperable. Mierda por todas partes, por el suelo, en el sofá, en el recibidor, en el WC… pero eso sí. En el cubo de la basura no había nada jajajaj

Las candidatas

Las candidatas

 

La siguiente opción era una que nos olía muy bien (literal y metafóricamente). Era barata, incluía Wifi y gastos como luz y agua, estaba cerca del trabajo (¡¡a un minuto caminando!!) y además el dueño me dijo por teléfono que era ideal para nosotros. La única pega era que no quería que nadie viera la casa hasta que los actuales inquilinos la dejaran libre (para no molestarles, pero ahora a nosotros nos trae visitas cada semana para venderla!), y en esos 4 días que quedaban hasta poder ver la casa le podía llamar mucha gente y quitarnos la oportunidad. Fuimos pesados, MUY pesados jajaja. Llamadas y mensajes con sonrisitas. Al final, de tanto insistir, conseguimos verla un día antes y era perfecta para nosotros! Comedor con cocina americana, dos habitaciones,  jardín para barbacoas y con sitio para aparcar nuestros coches. Fuimos super simpáticos y nos vendimos muuuuy bien , así que gracias a eso y a nuestro buen Karma… conseguimos la casa!!

 

¡Ya tenemos casa!

¡Ya tenemos casa!

Respecto a lo de conseguir trabajo en Queenstown, ya os he dicho que con la revista Lakes Weekly podéis optar a muchas ofertas, y más si venís en temporada alta como nosotros, pero en mi caso fue diferente y muuucho más fácil. Me pasé unos días en casa tranquilamente estudiando el panorama hasta que finalmente imprimí mi curriculum. Luego sucedió esto: Martes noche le doy mi curriculum a Lety, miércoles por la mañana llevan mi curriculum dónde están trabajando, 30 minutos más tarde me llaman para decirme que empiezo al día siguiente, Jueves. ¡YA TENGO TRABAJO!

8 Comments

Leave a comment

¡Deja un comentario...me hace mucha ilusión!

Contacto: mochilanomadablog@gmail.com