Don Det, sur de Laos. Nos levantamos a las 7. Empaquetamos las cosas , recogemos y dejamos atrás el Guest House. Vamos a coger la barca que nos llevará al bus hacia la frontera.

Disponemos de 29000 kips y 50$ pero el siguiente cajero en nuestro camino está a horas de aquí , en Camboya.

10000 kips para unas galletas con chocolate y 12000 kips para dos yogures de coco nos dejan con : 7000 kips , 50$ y dos visados que pagar. Pero no es problema, ya que según las guías , el visado vale 20$. Con lo que teóricamente, nos sobran 10$.

Después de cruzar el río con una barcaza y esperar un rato en tierra, tomamos el bus hacia Camboya. En una hora estamos en la frontera y  empieza el show.

Pasos para conseguir cruzar de Laos a Camboya

 

Frontera Laos-Camboya




1– Primero hay que dirigirse a la caseta de Laos y entregar la Departure Card para que te la sellen y puedas salir del país.

Me aproximo a la ventanilla y entrego mi pasaporte como hicimos al marchar de Tailandia. Una voz al otro lado de la pequeña ventanilla me pide 2$ por ser fin de semana. De nada sirve intentar argumentar que se que no es legal y que es para él: dos dólares o no sales del país . 2 dólares x 2 personas =4$. Nos quedan 46$.

2– Una vez conseguido el sello cruzamos la barrera que da a la «tierra de nadie» que hay entre Laos y Camboya. Al cabo de 300 metros encontramos una pequeña carpa, justo antes de pisar suelo Camboyano, y un chico nos barra el paso diciendo que hay que pasar por ella. Se trata de un reconocimiento medico exprés que vale un dólar. Debes rellenar un formulario y te toman la temperatura. Según argumenta el chico es por motivos de cuarentena (lo dice tosiendo sobre nosotros).  Pero justo antes de caer en la trampa, otro backpacker nos advierte que ni es obligatorio, ni es real. El termómetro siempre da el mismo resultado. Esquivamos al chico que sigue insistiendo en el chequeo médico y nos dirigimos al siguiente punto, la visa de Camboya. Acabamos de ahorrarnos 2$

3– Lo primero que llama la atención es que los militares encargados de ese sitio no están de humor. Bruscamente nos indican que nos sentemos y rellenemos el formulario. En el momento de pagar nos piden 23$ por visado, cuando todos los presentes sabemos que son 20$. Intentamos dialogar, razonar y decirle que sabemos que son 20$ y que nos lo haga con recibo. Nuestra petición les enfada aún más. Dice que si queremos con recibo , serán 25$.

En ese momento me empiezo a enfadar yo.
Damos por imposible bajar de 23 y le damos los 46$ que nos quedan. Estamos a 0$ dólares.

 

DSC_0108

 

4– Parece que ya hemos terminado con el show, pero se nos cruza en el camino una última caseta. En ella hay que rellenar la «arrival card«, es el último paso. La relleno , entro y la entrego. El soldado , como era de esperar , dice «1$ pelase».

A 38º de temperatura, sin apenas haber desayunado y después de dos timos y un tercer intento fallido yo ya no negocio.

«Mira , me acaban de robar 10$ en 10 minutos, si quieres tu parte botín se la pides a tus compañeros. Principalmente porque solo quedan 7000 kips que no te pienso dar»




Digo eso enseñándole mi cartera abierta y dice que se lo de, que le sirve. A lo que le respondo que me parece muy bien que le sirva, pero que a mi no. Somos dos y no le voy a dar un duro. Sigue insistiendo en que quiere cobrar y yo sigo insistiendo en que me quedaré a dormir ahí con él si no me deja pasar.
Después de asegurarse de que nadie se entera me dice que ok, que pase, y cuelan a Aina que estaba más atrás de la cola. Nos devuelve 3$ del anterior timo y dice que por favor sigamos sin decir nada. ¡JA!

Jairo se pone en modo Justiciero. Corro la voz, y algunos de los que ya habían pagado vuelven para reclamar a un soldado chiquitín que discretamente intenta contener a la gente. Muchos consiguen su dinero.

 

DSC_0106

Esta fue nuestra experiencia cruzando la frontera a principios de 2011. Por lo que me a va contando otra gente, parece que los timos siguen con nuevas variaciones. Si leéis en los comentarios de este post encontraréis ejemplos más actuales.

Si tienes pensando cruzar esa frontera, te invito a que compartas luego tu experiencia con nosotros.