Breve y oscura historia de Camboya

 

 

portada

Phnom Pehn, la capital camboyana, es una ciudad grande y llena de actividad si la comparamos con la anterior en la  que estuvimos, Vientiane.  Pasamos en ella un par de días acompañados de otro colegas viajeros con los que habíamos recorrido Laos.

DSC_0549.JPG

 

Con ellos fuimos a visitar un par de lugares que sirven como recordatorio escalofriante de las brutalidades cometidas bajo el régimen Khmer Rouge.

El Museo Tuol Sleng, un antiguo centro de arresto y tortura en la ciudad, y Choueng Ek, el lugar de los tristemente famosos Killing Fields, a unos 15 km de la ciudad y donde se rememora el lugar donde fueron ejecutados miles de Camboyanos entre los años 1975 y 1979.

DSC_0572.JPG

Dando vueltas por el mundo, uno descubre cosas que por lo que fuera nunca había oído hablar, algunas buenas, pero también cosas malas. Cosas horribles que han pasado o que todavía pasan sin que a nuestros lugares habituales de residencia nos llegue ni la mitad. A veces te sientes un poco impotente de vivir en una burbuja así…

Breve historia de Camboya y el Khmer Rouge

 

La brutalmente escalofriante sangría ocurrida en Camboya tuvo lugar en entre 1975 y 1979, tres años en los que la vida de esta gente se convirtió en un verdadero infierno, un genocidio que acabó con más de un cuarto de la población. (Que se dice pronto…)

DSC_0559.JPG

Después de la retirada de las tropas de EEUU ( que casualidad que nunca dejen nada bueno en historias así…) de Vietnam y Camboya, se instauró el régimen de Pol Pot, líder del Khmer Rouge, que lideró el país hasta 1979.

Decidieron crear un nuevo país 100% camboyano.

Desalojaron todas las ciudades con mentiras ( por una supuesta amenaza de bombardeo aéreo de EEUU) y llevaron a toda la gente a los campos, dejando las ciudades desiertas. Retiraron la moneda, el comercio y destrozaron museos, templos, escuelas y cualquier forma de arte o cultura.

DSC_0563.JPG

 DSC_0592.JPG

Cualquiera que fuera declarado enemigo del estado fue aniquilado, junto con sus familias, para evitar deseos de venganza. Eso quería decir que si decidían que eras culpable, también mataban a tu bebé recién nacido para que años más tarde no quisiese hacer justicia…

Dentro de los enemigos del estado estaban monjes, profesores, médicos, músicos, arqueólogos y hasta gente que llevara gafas porque parecían intelectuales. Miles de mujeres y niños.Los colegios se convirtieron en horribles cárceles llenas de inocentes donde se torturaba y degradaba a los prisioneros.

DSC_0602.JPG

Se te hiela la sangre solo de andar entre las minúsculas celdas donde estaban los reclusos encadenados de pies y manos, sin aire ni luz del sol…. Una energía horrible en ese lugar que todavía se puede sentir.

DSC_0605.JPG

De esas prisiones se les llevaba a los campos de exterminio donde se mataba cerca de 100 personas al día. Mujeres y niños mayormente.. A los niños pequeños los mataban a golpes contra los árboles.

DSC_0574.JPG

Que  tipo de mente enferma es capaz de hacer eso y luego ir a dormir. Putos locos…

DSC_0595.JPG

La gente que “por suerte” no estaba en prisión estaban trabajando como esclavos de 12 a 14 horas al día en los campos de arroz. Pero todo lo que producían era para pagar las deudas que el Khmer Rouge tenía con varios países por la compra armamento q, así que no les daban de comer. La gente empezó a morir de hambre y enfermedades que se fueron propagando fácilmente.

DSC_0564.JPG

Todo eso detrás del silencio internacional … Si occidente no tiene petroleo o algo que ganar, no se mete.

No fue hasta que las tropas de Vietnam derrocaron el régimen en Octubre de 1979 que todas las atrocidades del Khmer Rouge salieron a la luz.

Camboya se recupera de sus años oscuros…. Pero casi el 50%de su población son menores, cosa que hace la tarea difícil. La pobreza y la prostitución infantil tampoco ayudan.

Y para rematar, EEUU dejó un regalo terrible de millones de minas anti-persona que siguen mutilando gente cada año.

Y lo más increíble de todo es la preciosa sonrisa con la que casi siempre te recibe todo el mundo.

DSC_0576.JPG

 

Todavía nos queda mucho por aprender.

 

3 Comments

Leave a comment
  • No puedes imaginar el mal cuerpo que se me ha puesto al leer esta entrada. El ser humano es capaz de llevar a cabo las mayores barbaries inimaginables.

    Recuerdo que la primera vez que sentí el deseo de visitar el país fué al contemplar unas impresionantes fotografías del templo de Angkor, pero conociendo un poco la historia de Asia Oriental (y no emito ningún juicio de valor, ni establezco supremacías; me refiero a sus tácticas de guerra) me daba miedo indagar sobre las posibles atrocidades acometidas en el país. Pero he empezado a curiosear por el blog y… bueno, me he leído la entrada 🙁

    Ahora no puedo evitar sentirme profundamente triste y angustiosamente impotente, porque por mucho que se conozcan este tipo de barbaries, por mucho que se divulguen con la finalidad de evitar que se vuelvan a repetir, parece que siempre, en algún rincón del planeta, algo parecido o incluso aún más cruel se está llevando a cabo 🙁

    • Fue uno de los días más duros de mi viaje por Asia. Después de monumentos, comida, playas… nos dimos un golpe con la cruda realidad. Es estremecedor, pero hay que saber todas estas cosas para que no se vuelvan a repetir 🙁

¡Deja un comentario...me hace mucha ilusión!

Contacto: mochilanomadablog@gmail.com