Inicio inesperado en Nueva Zelanda

 

Una de las primeras cosas que he aprendido recordado en este viaje es que a mi lo de hacer planes fijos jamás se me dio bien. La segunda, que aun no teniendo un plan fijo, siempre es necesario un objetivo. La carencia de este, a mi, a 19.000 Km de casa y solo, me rompe los esquemas.

 

Mis dos primeras semanas viajando por Nueva Zelanda no han sido, para nada, como me las esperaba tras meses y meses de espera y preparación.

 

Las diferencias entre al modo de viaje al que estoy acostumbrado (Asia power) con las de este nuevo país son enormes. Y entre eso , el cambio de clima, el jet lag y el venirme solo me he estado sintiendo algo perdido…

Primeros días en Auckland

Esta es la parte que traía más preparada. Tenia alojamiento. Tenía un mapa. Y tenia una misión clara. La misión era conseguir el IRD ( número de para poder trabajar aquí legalmente) y una tarjeta SIM para estar localizable. Todo eso lo logré hacer la primera mañana que estuve ahí, y luego aproveché para dar un paseo por el centro de la ciudad.

sky-tower-auckland

Al volver al Hostel me encontré con Rafa, un chico que me reconoció de uno de los grupos de “Españoles en Nueva Zelanda” en el que estoy. Rafa estaba también recién llegado y se había juntado con un grupo de chilenos super majos. A ellos me uní al día siguiente en el Monte Edén el volcán turístico de la ciudad que es visita obligada para disfrutar de unas vistas geniales de Auckland. Luego fuimos a comer a un parque al sol , y esos días compartimos algunas birras y pizzas.

auckland-picninc

El sol duró poco. Y entre que mi habitación era una maldita nevera y el jet lag me había destrozado, me empecé a encontrar bastante mal, cosa que me afectó anímicamente.

Llegué un viernes, y al martes siguiente tenía un vuelo reservado para volar a la Christchurch, en la isla Sur, donde me pensaba encontrar con Rober y Lety de “Mochileando por el mundo“. Miré el tiempo que hacía en esa zona.Frío y lluvia… y tras muchas dudas y muchas vueltas, decidí perder el avión y moverme a Tauranga, donde los chilenos y Rafa se habían ido el día antes,  y donde el plan era coger un piso juntos y disfrutar del buen tiempo de la zona. Mi plan era pasar ahí un par de semanas para coger fuerzas y volver a mi misión de encontrar a los “mochilocos”.

 

Te Puke, donde Cristo perdió la zapatilla

 

A medio camino entre Auckland y Tauranga recibí un SMS de Amanda, una de las chicas del grupo de chilenos. El grupo se había dividido en dos. No había alojamiento en Tauranga y se habían movido. La mitad a Mount Maunganui, donde tampoco quedaban más camas, y la otra mitad a Te Puke, un pueblo a 30 Kilómetros… y concretamente a un lugar donde solo se llegaba con autostop y suerte.

NOVATEK CAMERA

Aun abatido por el frío de Auckland me dejé llevar y me planté en Te Puke con Sebastian, Pablo y Nicole, tres compañeros de viaje geniales 🙂 Nos alojamos en medio de la nada, en un hostel al que la gente va y le consiguen trabajo en campos de kiwis. Para ellos genial porque era lo que buscaban, pero yo solo quería descansar. Lado bueno: Buen tiempo. Lado malo: estar en medio  de la nada si más opción que pasar el día en la habitación.

tauranga-beach

 

tauranga

 

Hicimos una excursión juntos y cuando considere que el aburrimiento me podía y tenia un poco más de energía busqué otro rumbo. Wellington, la capital del país, fue el sitio elegido, básicamente porque Google prometía sol.

 

Wellington, y dónde me lleve el viento

 wellington-museum

En Wellingnton tuve quizá el gran bajón (joder Jairo, que manera de empezar el viaje no? jajaj). Volvía a estar solo, cosa que no me gusta si es de esta manera, y el frío volvía a colarse en una habitación vieja con ventana que cerraba mal. Ahí hice un par de visitas turísticas chulas (que comentaré más adelante con sus respectivos vídeos), y tras cambiar de habitación tres veces y sacar mucha mierda interior… Dije, “vámonos pal sur, con un par!”

wellington-botanic

Cogí un avión con destino a Christchurch con una misión clara. Volver al plan inicial una vez recuperada la salud: Comprarme un coche para tener casa móvil y ir por fin con Lety y Rober para hacer el loco un rato!

wellington-bird

Christchurch, aquí y ahora.

 

Y aquí sigue la historia. Escribiendo este post desde mi habitación de Christchurch. ¿¿Es fría?? Claro ajajaj no me iba a tocar una normal de una maldita vez xD Pero esta mañana he conseguido un radiador y ahora se está de lujo. Aquí he pasado unos días también perdido conmigo mismo,planteándome muchas cosas y entendiendo todo lo que está pasando. Pero hoy ha salido el sol, literalmente. Y ha sido un BOOOOM. He probado una furgoneta, y he ido a negociar por un coche que me gusta mucho para viajar. Estoy escribiendo este post con el móvil al lado esperando que acepten mi oferta y poder mañana tener ya mi propio coche.

wellington-botanic-2

jejeje Qué, nada que ver con un inicio esperado,¿no? Pues para eso estamos aquí! Para aprender y sorprendernos… pero POR FAVOR, ¡¡¡¡CON SOL!!!!

12 Comments

Leave a comment
  • Vaya inicio!! bueno mira ya has pasado un bajón…ahora solo queda ir p’arriba 😉
    Así qu emucho ánimo! seguro que se acerca ya el buen tiempo y pasarás momentos geniales con os mochilocos 😉

    suerte con el coche!!!

    un abrazo

  • De todo se aprende amigo, y un viaje interior… por cuanto duela nunca viene mal! Aquí te esperamos sin aún trabajos fijos ni casa pero con ganas de verte ya copón! 😀 Queenstown mola mucho (los ultimos 3 días sol, con un pelín de frio eh pero bieeeen)

  • Hola Jairo,

    Mi nombre es Favio, del blog Un Argentino por el Mundo y a mi me ha pasado exactamente lo mismo. Llegué a Nueva Zelanda hace casi dos meses y me he mudado a Christchurch. Las primeras semanas fueron difíciles, a veces no es lo que nos esperábamos, pero de a poco todo va tomando forma!!!! … Todo sueño tiene sus subidas y bajadas … Avisame si algún día te queres juntar y hacer algo … al menos salimos a recorrer Chch!! Un saludo grande

    • Eiii! Acabo de leer tu coment desde Queenstown! Muchas gracias por tus palabras y tu ofrecimiento pero como ves estoy a 500 Km jejej Un abrazo Favio

  • Vaya comienzo!! lo “bueno” de ese comienzo es que ahora todo solo puede ir cuesta arriba!! y con los mochilocos seguro que no lo vas a pasar nada mal!!

    A disfrutar mucho pero con sol!! 😉

¡Deja un comentario...me hace mucha ilusión!

Contacto: mochilanomadablog@gmail.com