Luang Prabang, cascadas, templos y monjes budistas

Un viaje muy loco en el bingo-bus (aquí el vídeo) desde Huay Xai nos dejó bien pronto en la estación de Luang Prabang. Una bulliciosa estación repleta de vans, coches, motos y tuck-tuck’s saliendo y entrando sin parar. El sol de la mañana con la arenilla del suelo creaba una capa de polvo naranja que, al desvanecerse, nos dejó ver la larga calle que lleva al centro.

Nos juntamos unos cuantos desconocidos para compartir tuck-tuck y ir a buscar un Guest House baratillo para ir a dormir.

Tras muchas vueltas con la mochila a cuestas dimos con un gran edifico del que parecían salir mochileros. Nos acercamos y nos enamoramos del sitio, el Spicylaos Backpacker. Un hostal low-cost  para backpakers. Dormitorios compartidos, wifi, ping-pong, billar, whisky de serpiente gratis, y espacios para juntarse y conocer otros mochileros… ¡Muy grande!

luang-prabang-5.JPG

Visita a Luang Prabang

 

 

El primer día visitamos varios templos de la ciudad que, a pesar de la saturación de templos que llevábamos, nos parecieron muy bonitos. A destacar entre todos los templos el  Wat Xieng Thong o Templo de la Ciudad Dorada, un esplendido templo que data del siglo XVI y que está construido con la típica arquitectura budista. Es muuuy recomendable ir un día soleado para poder apreciar los reflejos del sol en sus muchas fachadas doradas o en sus escultura recubiertas con pequeños cristales brillantes.

luang-prabang-18.jpg

 luang-prabang-7.JPG

 luang-prabang-3.JPG

 

El templo se encuentra en un lugar muy tranquilo y silencioso en la confluencia de los ríos Mekong y Nam Khan. Y es un lugar perfecto para dar un paseo entre devotos y monjes budistas.

luang-prabang-1.JPG luang-prabang-8.JPG

 

Nuestra siguiente escapada fue a las Cataratas Kuang Xi. Siutadas a 30 kilómetros de Luang Prabang se llega fácilmente en un tuck-tuck compartido. Una vez ahí te encuentras esto.

luang-prabang-13.JPG

Sí, unos osos enjaulados. Los carteles de alrededor te explican que son osos rescatados  y que ahí viven felices, pero realmente no dan mucha sensación de felicidad en ese pequeño espacio sin intimidad.

El terreno por el que pasan las cataratas es muy extenso y está dividido en tres niveles totalmente explorables gracias a los cuidados puentes que tiene. Estas infraestructuras se mantienen gracias al simbólico precio de la entrada.

luang-prabang-9.JPG

 luang-prabang-19.jpg

 luang-prabang-10.JPG

Nosotros empezamos llegando al final  para ver los saltos de agua más grandes y poco a poco fuimos volviendo al principio para llegar al lugar estrella. La gran piscina natural de color azul turquesa. En ese lugar el agua esta en calma, cubre menos y además… ¡hay una cuerda para saltar al agua haciendo el loco! Cuando estebamos nosotros ahí el agua estaba llena de chinos que en vez de bañarse se dedicaban a aplaudir a todos los que saltábamos jajaaj Divertido y surrealista a partes iguales.

luang-prabang-15.jpg

 luang-prabang-16.jpg

 luang-prabang-12.JPG

Otro gran plan en Luang Prabang es irse a dar un baño a la “playa” que se forma en la orilla del río Nam Khan.  Para llegar hasta ahí es necesario cruzar un pequeño puente de bambú que te lleva de orilla a orilla. Este puente es reconstruido cada año ya que durante la época del monzón se cae y el nivel del río hace desaparecer esta pequeña playa de Luang Prabang. El sitio es ideal para ir con los amigos a pegarse un chapuzaon y tomar unas cervezas. Eso sí, OJO porque la corriente de agua es bastante fuerte y si no vas a contracorriente puedes irte bien lejos!

luang-prabang-14.JPG

Y no se puede dejar Luang Prabang atrás sin antes perderse por su gran Night Market. Ahí puedes comprar de todo, pero si buscabas bien darás con un gran puesto en el  que por solo 8.000 kips podrás llenarte el plato hasta arriba con sus bandejas de buffet libre  😉

luang-prabang-17.jpg

 

Y sí. Nos fuimos de Luang Prabang sin asistir a la famosa ceremonia de las limosas de los monjes budistas. Ya no solo por el madrugón que conlleva eso ( a las 5:30) jajaja sino porque nos contaron los Laosianos que era  una turistada y preferimos no ir. Según nos dijeron, esa ceremonia en la que los monjes salen por la calles y la gente les espera que sus limosnas se realiza en todo los sitios en los que predomina el budismo, pero en Luang Prabang hubo un “boom” turístico con eso y las calles se llenan de cientos de flashes y turistas, molestando a veces a los monjes y quitándole encanto al momento.

luang-prabang-2.JPG

 luang-prabang-6.JPG

 

Próximo destino Vang Vieng, con sus trekkings, cuevas y geniales paisajes…y como no, ¡con el Tubing !Para este trayecto decidimos intentar algo nuevo, fuimos haciendo auto-stop !

4 Comments

Leave a comment
  • Pedazo aguas mas zules!! que ganas dan de ir a bañarse y relajarse!!
    Al final hay cosas “típicas” que de tan turistadas que se vuelven acaban tirando p’atrás :S y mas si comporta madrugar xD

    • jajajaja ok, el factor madrugar fue lo que finalmente decanto la balanza jajaja
      El agua era extrañamente preciosa! No se que clase de sedimentos lleva ese rio, pero los quiero para mi bañera jajaj

  • Qué gracia el budista con el paraguas! Y las fotos son impresionantes, la experiencia de tirarse en liana en un sitio tan bonito y todo tan natural! Me apunto desde ya este destino para cuando vaya por esos lares, que aún no me he estrenado!
    Un saludo y genial el blog, me he quedado prendada!
    Te esperamos por el nuestro!

¡Deja un comentario...me hace mucha ilusión!

Contacto: mochilanomadablog@gmail.com