Milford Sound, la octava maravilla

Antes de volar a Nueva Zelanda, como siempre antes de llegar a un nuevo destino, había estado explorando en cientos de webs y documentales sobre lo que me iba a encontrar aquí, para intentar no perderme nada y vivir una gran experiencia.

milford-sound-crucero-2

Entre las muchas posibilidades que ofrecía el país había una que desde el principio me llamó la atención, descubrir y navegar por Milford Sound.


Milford Sound es una (si no la que más) de las principales atracciones turísticas del país kiwi. Y no es para menos, pues sus 15 kilómetros de extensión desde el Mar de Tasmania hasta la costa, transcurren por un escenario de ensueño rodeado de montañas con picos de hasta 1200 metros, cascadas espectaculares, laderas escarpadas y bosques húmedos. Todo ello acompañado de delfines, pingüinos y leones marinos, con montañas nevadas como telón de fondo.

milford-sound-crucero-6

Siendo así…¿cómo no querer contemplar esta maravilla con tus propios ojos?

Camino a Milford Sound

Tras semanas contando los días del calendario, por fin llegó el martes que tanto esperábamos. Por fin íbamos a ir a conocer el fiordo de Milford Sound. Cámaras cargadas, a tope de ganas de ir, coche con todo lo necesario pero… fallaba un pequeño detalle: tanto en Queenstown como en Milford Sound llevábamos 4 días de lluvias torrenciales, y esa mañana el cielo se nos volvía a presentar oscuro. Era algo que no dependía de nosotros, así que sin posibilidad de poder cambiar eso, empezamos las ruta esperando no mojarnos demasiado una vez ahí.

La primera mitad de los 295 kilómetros que separan Queenstown de Milford Sound transcurrió bajo la lluvia y con una visibilidad algo escasa, pero al ir acercándonos a Te Anau empezamos a ver la luz (¡literalmente!).

Te Anau, paso previo a Milford Sound

Te Anau es la última población antes de Milford Sound y en ella se encuentran la mayoría de operadores turísticos que te llevan a recorrer este emblemático lugar. Ya sea en crucero, kayak, avioneta, etc.. Ahí paramos para recoger nuestros billetes para el barco previamente reservados con la empresa “Go Orange”.

go-orange-milford-sound

Go Orange realiza cruceros a través de Milford Sound a un precio verdaderamente bueno y además incluyen con el ticket un delicioso Fish & Chips para degustar a bordo. Comida, buen precio y un paseo de 2 horas por el fiordo. ¿Suena bien no?

Ya con nuestros tickets en el bolsillo pusimos rumbo para el tramo final que nos llevaría a Milford Sound. OJO. MUY importante: A partir de este punto ya no vas a encontrar más gasolineras, así que asegúrate de tener suficiente gasolina para poder, como mínimo ir y volver de Te Anau a Milford. Que la ruta es preciosa, pero no tanto como para quedarte tirado en medio de ella 😉

Te Anau a Milford Sound

La grandeza de Milford Sound empieza muchos kilómetros antes, durante el camino desde Te Anau. A medida que no íbamos alejando de la pequeña población se empezaban a escuchar en el coche los “wow”, “alaaaa” y demás sonidos de fascinación. Ya que mientras te vas acercando al destino vas viendo aparecer las majestuosas montañas nevadas y las pequeñas cascadas provocadas por el deshielo que bajan sinuosas por las laderas.

milford-te-anau

Poco antes de llegar al final hay que cruzar el Homer Tunnel, un tunel de 1’2 kilómetros que atraviesa una de las montañas para dejarte paso al valle donde se encuentra el fiordo. El túnel es de un solo sentido y se van alternando ambas direcciones de paso, por lo que es un muy buen lugar para bajar del coche a seguir disfrutando de las increíbles montañas mientras te toca esperar.

milford-te-anau-2

Además, si tienes suerte puede un simpático Kea baje a hacerte una visita. A nosotros no nos pasó, pongo la foto de mi amigo Saul que tuvo la suerte fotografiar uno sobre su coche en ese mismo lugar.

kea-milford

El crucero por Milford Sound

Llegamos con el subidón del bonito camino y con una muy buena noticia. No solo había salido el sol, si no que gracias a las intensas lluvias de los últimos días las cascadas del fiordo bajaban super cargadas. La cosa no podía empezar mejor.

milford-sound-crucero-9

 

milford-barco

Embarcamos en el crucero de Go Orange y empezamos a navegar. entre las montañas. Justo al empezar, a mano derecha, una enorme cascada nos daba la bienvenida. Nos quedamos lejos de ella, pero no tanto como para evitar que el aire que de ahí provenía nos salpicase con sus gotas como dándonos su bendición para adentrarnos a Milford Soud.

milford-sound-crucero-4

Más adelante nos acercaos a una nueva cascada. Esta vez nos encontrábamos todos en proa tomando fotos y el capitán del barco avisó que nos íbamos a acercar mucho y que todo el mundo tuviese cuidado si teníamos cámaras caras. Bien, pues más que acercarse ¡lo que hizo fue meter todo el morro del barco debajo de la cascada! Dando una buena ducha a los que no fueron lo suficientemente rápidos para esconderse.

milford-sound-crucero-3

milford-sound-crucero-5

Llevábamos cientos de fotos del fiordo y aprovechamos para hacer un break en el interior del barco y tomarnos el Fish&Chips que venía de regalo con el crucero, ¡realmente estaba muy bueno!

fish-chips-go-orange

Seguimos surcando hasta desembocar en el Mar de Tasmania. No tuvimos ocasión ese día de presenciar delfines y pingüinos, pero si que nos topamos con una gran roca plagada de simpáticos leones marinos que tomaban el solo muy campechanos.

milford-leon-marino

 

milford-sound-crucero-10

El camino de vuelta aún guardaba alguna sorpresa, como otra gran cascada en la que no pudimos meter (esta vez ya avisados), y un bonito rincón desde donde divisar unos enormes picos nevados.

milford-sound-crucero-7

milford-sound-crucero-8

milford-sound-crucero

Una gozada. Una de esas experiencias que no se olvidan y que no hay cámara que capte su magnificencia como lo hacen tus propios ojos. Un “must see” muy pero que muy recomendable de Nueva Zelanda. Dos horas que pasan volando, como vuelan todos aquellos momentos que se disfrutan.

milford-bloggers

Datos útiles

– Nosotros realizamos el crucero por Milford Sound con Go Orange. El precio es de 70$  e incluye Fish&Chips y un helado de naranja.

-De Te Anau a Milford hay un trayecto de más de 2 horas y no hay gasolineras ¡No olvides repostar!

-En Milford Sound suelen haber Sandflies, no olvides tu repelente

-No estará de más llevar crema solar y ropa impermeable para poder acercarte a las cascadas.

 

2 Comments

Leave a comment

¡Deja un comentario...me hace mucha ilusión!

Contacto: mochilanomadablog@gmail.com