Nueva Delhi , aterrizando en India

Quizá el “peor” día en India es el primero. Bueno, es el peor a la vez que es el mejor jeje. Me explico. Llegas con toda la ilusión, las ganas de descubrir cosas nuevas, probar nuevos sabores, olores … y lo haces en un país que es totalmente diferente del que provienes. No es como irte a París, ni siquiera se parece a pisar Túnez. India, es otro planeta dentro de este planta. Y joder, ¡impacta al llegar!

 

Aterrizando en India

 

 

india-delhi-1.jpg

Llegamos al aeropuerto de New Delhi con una sensación entre respeto y acojone. Salimos a la calle esperando ser acosados por miles de indios, o un olor insoportable, o suciedad por todas partes… pero no encontramos nada de eso, cosa que va bien para tranquilizarnos y quitarnos de encima un poco de la paranoia inicial.

india-delhi-2.jpg

Empezamos a conocer gente desde el minuto 1. Para ir hacia la ciudad compartimos un taxi con dos italianos y un vasco que ya habían estado anteriormente en el país y lo llevaban más por la mano. El precio es un poco caro, pero a cambio de darle un cigarro conseguimos una buena rebaja jajaj India 100% desde el primer momento.

 

Durante el camino hacia el centro de Delhi tenemos ya los primeros destellos de lo que se nos vine encima:

 

El caos del tráfico: El que lo tiene más grande (el claxon), gana. Nuestro antiguo y ruidoso taxi se abre camino a una velocidad desproporcionada entre camiones, coches y tuk-tuks mientras el ensordecerdor ruido de claxons se nos mete en la cabeza. En el suelo hay carriles dibujados, pero vamos, le hacen el mismo caso que los semáforos en rojo que están más por decoración que otra cosa.

 

india-delhi-6.jpg

 

Calor y polvo: Ok, en la salida del aeropuerto hay un micro-clima diferente al resto de India. De repente la calor nos azota y nos obliga a quitarnos las capas de ropa que tanto nos abrigaban en Londres. Además, el jet-lag también nos destempla un poco.

 

Animales: Monos!!!! Hay monos por todas partes!!!! Adoro los monos!! (Hasta mi encuentro inesperado con uno de ellos en el Ashram de The Beatles. O hasta después de estar en medio de una guerra civil de monos en Bundi).

Además, perros y vacas campan anchamente por la carretera como Pedro por su casa. Al principio nos parece divertido por la novedad, luego pasa a ser alarmantemente peligroso… hasta que nos damos cuenta de que “esto es India” , y que haya una vaca cruzada en la autopista es nuestra menor preocupación.

india-delhi-8.jpg

El taxi nos deja en Main Bazaar, al lado de la estación de tren de New Delhi que es donde tenemos que coger el tren hacia Rishikesh al día siguiente.

Es nuestra primera vez de mochileros por el mundo y aun no sabemos nada. Así que que pensamos “ok, van a ser tres meses en habitaciones como esta, vale. Pues nos adaptamos”. Pero no jajaja, relamente la primera fue una de las peores de todo el viaje. Guarra, sucia , calurosa y ruidosa. ¡Estuvo genial que fuese la primera!

india-delhi-13.jpg

 india-delhi-3.jpg

 india-delhi-4.jpg

Paseamos por Maain Bazaar en busca de algo para comer (un restaurante para guiris, para no pillar gastroenteritis el primer día) y nos paran montones de indios para ofrecernos de todo: pistolas de plástico, plumas de pavo real, comida, sellos de colores, henna, incienso, tambores… Finalmente encontramos un sitio donde hacen espaguetis pero… ¡sorpresa! Son los espaguetis mas picantes que hemos probado en nuestras vidas . Después de una buena siesta, seguimos el paseo y nos perdemos entre calles atestadas de coches, vacas, policías con la metralleta apuntando a Cuenca, niños que juegan descalzos por la calle y miles de tiendas de cosas que no sabes ni que son.

india-delhi-12.jpg

A la noche nos atrevemos con la comida india para cenar. Un thali de verduras, del que no se puede notar el sabor de lo picante que está, y un litro entero de agua para evitar la “incineración lingual” jaja. Un paseo nocturno para finalizar nuestro primer día en esta gran aventura , que se ve cortado porque se nos hace imposible seguir más a causa del picor de ojos que nos da la contaminación y el polvo de Delhi!

Hemos sobrevivido a nuestro primero día en India,  ¡Yiiiha!

One Comment

Leave a comment

¡Deja un comentario...me hace mucha ilusión!

Contacto: mochilanomadablog@gmail.com