La Isla mágica de Siquijor – Guía de qué ver y hacer

Veníamos de pasar 5 maravillosos días en una isla preciosa, de esas ideales para relajarse y disfrutar de las playas. Isla Malapascua había sido el inicio perfecto por Filipinas y estábamos ansiosos por seguir conociendo este increíble país lleno de lugares y personas dispuestos a robarte el corazón a diario.

 

Puestos a pedir, además de playas y puestas de sol de ensueño, nos apetecía seguir nuestro viaje por Filipinas en algún lugar con rincones por descubrir más allá de la costa. La isla mágica de Siquijor sería pues nuestro siguiente destino.

Para recorrer Siquijor se pueden contratar las servicios de algún conductor. Pero si lo que te apetece es “perderte” para llegar a todos sus rincones libremente y poder parar en pequeñas aldeas alejadas y llenas de sonrisas, la moto es la mejor opción. Así fue entonces cómo mi madre y yo nos subimos a lomos de nuestro flamante ciclomotor, llenamos de gasolina el depósito y con el casco puesto partimos a descubrir la isla.

Ruta en moto por Siquijor

Nos encontrábamos alojados en la parte sur de la isla y la gran mayoría de puntos que queríamos ver quedaban relativamente cerca de nuestra zona, pero aprovechamos que no íbamos con una calendario ajustado y decidimos rodear la isla de Siquijor entera en dirección oeste para llegar a al este habiendo visto gran parte de su perímetro.

Salandoong Beach

Qué hacer en Siquijor

En casi un par de horas, y habiendo hecho varias paradas, llegamos hasta Salandoong Beach. Tanto en la recepción de nuestro hotel como en varios blogs nos habían dicho que era una de las playas más bonitas de Siquijor así que no podíamos dejar pasar la oportunidad. Al llegar a la playa hay que pagar lo que llaman una “tasa medioambiental”. En nuestro caso fueron 25 pesos por persona y 20 por la moto. 70 en total.

Llevábamos ya mucho rato buscando un lugar para comer, así que hicimos esperar a la playa y nos sentamos en el restaurante. No sé si fue por lo hambrientos que estábamos o quizá por lo bien que nos sentó la San Miguel con el calor, pero disfrutamos muchísimo de su variado menú.

Qué hacer en Siquijor

Qué hacer en Siquijor

Salandoong Beach está formada por dos pequeñas calas de agua cristalina. La primera de ellas está rodeada por unas graderías de hormigón en las que la gente se estira, mientras que la otra es pura arena. Entre ambas calas hay un pequeño peñasco del que, en lo alto, nacen dos elevados trampolines y un ondulado tobogán.

Después de darnos un relajante baño y disfrutar de la playa decidí envalentonarme y ascender hasta llegar al trampolín. Desde abajo todo parecía realmente fácil, pero una vez arriba tardé casi 10 minutos en reunir valor para dar ese gran salto.

Nos secamos y volvimos a lomos de nuestra motocicleta para seguir descubriendo la isla.

 

El convento de Lazi y la Iglesia de San Isidro Labrador

Qué hacer en Siquijor

La imponente iglesia de San Isidro Labrador fue propuesta por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad en 2006. Sucede que cuando la UNESCO propone algo así viene a significar como una especie de empujón para que dicho lugar o monumento sea restaurado y cuidado antes de pasar finalmente a ser catalogado como Patrimonio de la Humanidad. Ese es el motivo por el que tras más de 9 años nunca ha llegado a recibir dicha cualificación.

Qué hacer en Siquijor

La iglesia de San Isidro de Siquijor aguanta en pie como un bonito recuerdo de lo que un día fue. Bancos en mal estado, cristaleras rotas y algunas partes del suelo sin entablar comparten techo con un colorido retablo original, dos púlpitos y un alto campanario al que se puede acceder bajo tu propia responsabilidad.

Qué hacer en Siquijor

Desde fuera la iglesia ofrece una imagen distinta. Grande, robusta y con unos muros de más de un metro de grosor que la hacen parecer una gran fortaleza.

Qué hacer en Siquijor

Frente al templo, en la acera de enfrente, nos encontramos con el convento de Lazi. Esta enorme construcción de más de 50 metros de largo por 50 metros de ancho ostenta el récord de ser el convento más antiguo de todo el continente asiático. Data de 1887 y, aunque se conserva en peor estado que la iglesia, sigue guardando una magia especial.

Qué hacer en Siquijor

Cambugahay Falls

Siquijor es una isla con rincones para todos los gustos. Playas, vegetación, legado histórico y hasta cascadas. A tan solo tres kilómetros de la pequeña población de Lazi, donde habíamos visitados la iglesia y el convento, nos encontramos con las Cambugahay Falls.

Qué hacer en Siquijor

Este precioso paraje natural de increíbles aguas turquesas es un pequeño oasis dentro de la isla. La entrada es gratuita y solo hay que pagar 10 pesos en el caso de quieras dejar tu moto en la zona de parking. Tras bajar unas largas y empinadas escaleras se llega a la primera de las tres piscinas naturales que forman las Cambugahay Falls.

Qué hacer en Siquijor

Esta primera área, al ser la más cercana a la entrada, es la que a más gente reúne. En ella una cascada de unos 5 metros llena de agua una pequeña laguna. Palmeras rodeando el lugar, sol penetrando desde el zenit y sonrientes niños saltando una y otra vez desde lo alto de los árboles cercanos hicieron que nos enamorásemos del lugar desde los primeros minutos de pisarlo.

Qué hacer en Siquijor

Qué hacer en Siquijor

La segunda área consta de una pequeñas y tranquilas bañeras naturales por las que fluye el agua proveniente de la última de las zonas, una pequeña cascada rodeada de verdosa vegetación.

Sin duda las Cambugahay Falls son un lugar precioso y sorprendente dentro la isla de Siquijor. Ideal para disfrutar un refrescante baño en un pequeño paraíso.

El Árbol Centenario Encantado

Qué hacer en Siquijor

Cuando se dice que Siquijor es una isla mágica no se hace en vano. En su interior guarda cientos de historias misteriosas entre brujas, cuevas y parajes naturales. El Árbol centenario encantado tiene más de 400 años y por su fascinante aspecto ha sido el escenario de varias películas de terror. Pertenece a la familia de los banianos, esos magnificentes árboles que dejan caer raíces desde sus ramas y pueden llegar en ocasiones a cubrir decenas de metros.

Qué hacer en Siquijor

Éste en concreto tiene a sus pies un pequeño estanque del que dicen que su raíces otorgan poderes curativos al agua. Sea verdad o no, es un lugar encantador para pasar un rato sentado junto a él mientras dejas que los peces que ahí habitan te “besuqueen” las impurezas de tus pies. Es una sensación tan extraña como divertida y no pudimos evitar soltar carcajadas mientras lo probábamos.

Para entrar ahí piden 10 pesos como tasa medioambiental.

 

Cantabon Caves, un paseo por el subsuelo de Siquijor

Qué hacer en Siquijor

Esta fue la única parte del tour en moto por Siquijor que hice en solitario. Subí hasta lo más alto y céntrico de la isla, cerca de San Antonio, en busca de las cuevas de Cantabon. La entrada a estas cuevas cuesta 500 pesos y sirve tanto para 1 como para 3 personas. Por lo que si puedes formar un grupo de 3 te vas a ahorrar unos cuentos pesos. Este precio incluye un casco, una linterna frontal y dos simpáticos guías que te acompañaran todo el recorrido.

Qué hacer en Siquijor

El recorrido por las cuevas de Cantabon te lleva 800 metros hacia las profundidades de la isla. Esta distancia que podría sonar a poco en la superficie es toda una aventura ahí abajo. Durante más de hora y media te tocará agacharte, agarrarte a rocas y bajar por suelos resbaladizos con tu pequeña linterna como una única fuente de luz. Este paseo te lleva a ver hermosas formaciones rocosas moldeadas por la fuerza del agua y algún que otro murciélago fugaz.

Qué hacer en Siquijor

Mi consejo para visitar las cuevas es el siguiente: “No se te ocurra bajar ahí abajo con la reflex y ponte bañador“. Creo que mi querida cámara nunca ha pasado tanto miedo como aquel día. En muchos puntos de la cueva el agua te llega por la cintura, en otro muchos el techo te llega por los hombros. Sucede también que en algunos lugares se juntan ambas condiciones y te vas casi obligado a sumergir gran parte de tu cuerpo. Si tienes una cámara sumergible este será un gran lugar para usarla.

 

Hilots, las brujas de Siquijor.

Hilot una antigua terapia de sanación filipina. Gracias a aceites medicinales fabricados artesanalmente, re-alineamiento cervical y masajes, curan a sus pacientes diferentes tipos de dolencias. En muchos hoteles y resorts ofrecen diferentes tipos de masajes, pero si quieres un masaje hilot tradicional tendrás que salir en su búsqueda.

Qué hacer en Siquijor

Esto nos llevó a mi madre y a mi a conducir nuestra moto hasta el punto más alejado de cualquier resort o playa. Siguiendo las indicaciones de una chica que habíamos conocido en Malapascua nos plantamos en el pequeño núcleo de San Antonio. No teníamos más indicaciones que “ir a San Antonio y preguntar por una mujer llamada End-Eye“.

Tras llegar y descubrir que se trataba de un pequeño pueblo de pocas calles y solo un par de personas caminando por ellas, pensamos que sería difícil dar con nuestra “bruja”. Preguntamos a una mujer y tras entender el nombre que le decíamos (seguramente se llamaba Hendaya y no End-Eye) nos acompañó gentilmente hasta su casa.

Qué hacer en Siquijor

La sanadora Hilot nos recibió muy amablemente. Nos explicó que podía hacer y nos preguntó que necesitábamos. Un buen rato después deshacíamos el mismo camino de entrada con una enorme sonrisa de placer. A mi madre le había desaparecido el dolor de espalda de varios de días de motos, aviones y jeepneys; a mi me había aliviado una barbaridad mi dolor de cabeza provocado por la sinusitis.

Pagamos super agradecidos y pusimos rumbo de nuevo hacia nuestro hotel. En cuanto al precio, aunque siempre me gusta compartir este tipo de gastos, prefiero no contarlo. Nosotros fuimos ahí sin saber lo que valía y pagamos lo que ella considero que valía nuestro tratamiento. Solo diré, eso sí, que es más barato que cualquier masaje de hotel.

 

Santuario Marino de Tubod

Qué hacer en Siquijor

Frente a la orilla de la playa perteneciente al Coco Grove Resort se extiende un área protegida como el Santuario Marino de Tubod. Hacer snorkel ahí es, sencillamente, una gozada. Centenares de peces de distintos colores te esperan junto a preciosos corales que parecen perderse en el infinito horizonte submarino.

La entrada vale 200 pesos y da también acceso a toda la zona del resort, con piscinas incluidas.

¿No te parece una isla de infinitas posibilidades?

Info útil

 

One Comment

Leave a comment
  • Gracias por compartir toda esta información. En especial la de la sanadora, yo también ando buscando algo genuino que no sea el tipico masaje.

¡Deja un comentario...me hace mucha ilusión!

Contacto: mochilanomadablog@gmail.com