Las mejores vistas de Queenstown se obtienen, sin duda alguna, desde lo alto de su Skyline. La forma más cómoda de subir hasta ahí es usando las góndolas, y una vez arriba tienes muchas cosas que hacer. Jumping, restaurantes, el mirador… nosotros no pudimos resistirnos y hicimos una carrera en el Louge, los Karts de descenso.

3,2,1…¡GO!