Trekking a las cascadas de Rishikesh

trekking_cascada_rishikesh

 Estando en Rishikesh empezamos a investigar que podíamos hacer por sus cercanías, ya fuese alquilando una moto o haciendo algún trekking por la zona. Todo el mundo nos hablaba de una cascada que no debíamos perdernos y que sería genial para darse un baño en esos días tan calurosos en India.

Fuimos  paseando hacia las afueras del pueblo y ahí preguntamos el lugar exacto de las cascadas. “A 3 kilómetros siguiendo la carretera , no tiene pérdida.”

¿Como llegar a la cascada de Rishikesh?

india 564

Tras tres kilómetros, un cartel con la cascada, una caseta y …¿los precios ?  15Rs. para indios y 30Rs. para turistas (medio euro). Pagamos y nos metemos por el camino que el anciano indio custodia. El camino se mete de lleno en la montaña  y la cosa empieza a parecerse más a lo que queríamos. Hay monos, arboles, ovejas, vistas…¡pero la cascada no aparece por ningún lado!

trekking_cascada_rishikesh

2 kilómetro más de semi-subida ( era subida, ¡pero comparado con lo que vino después no era nada!), llegamos a una pared rocosa de metro y medio en  la que unos indios se remojan enteros. Vale, es bonito, y tras la soleada caminata sienta bien, pero ¡ESTO NO ES LO DE LA FOTO! Seguimos un poco más y el camino está cortado, así que nada, a volver al charco.

 

Descubrimos unas escaleras que se ven fácilmente y que suben siguiendo la cascada. Sube , sube, sube…. y ¡TACHáN! ¡Maravillosa cascada! Agua fresca , pero no helada, sol, sitio para sentarse, vistas, relax…¡UOW! 😀

Ahí nos pasamos un buen rato, ya que la misión del día era llegar a ese lugar. Bañito, chapuzón y fotos de “yo estuve ahí”

 

trekking_cascada_rishikesh

trekking_cascada_rishikesh

trekking_cascada_rishikesh

Para acabar nuestra estancia en tal idílico lugar, sesión de “piezoterapia“. En muchos sitios de Asía ( Tailandia, por ejemplo ) existen centros de estética que te cobran por meter los pies en tanques de agua y dejar que te coman las impurezas.

Pues eso hicimos, pies al agua, quietos, y los peces acudían  a darte una buena sesión. La sensación es rara, notas besitos de pez en los dedos y la primera reacción es apartarse, pero a la que le pillas el royo es hasta agradable.

trekking_cascada_rishikesh


Nos propusimos  subir un poquito más “pa ver que hay”. Tras subir, y subir , y subir, llegamos a la segunda cascada.  ¡En esta puedes nadar y todo!!!

 

trekking_cascada_rishikesh

Vimos bajar un grupito de gente y preguntamos si había algo que valiese la pena. “Se supone que hay un templo y un pueblo“, nos comentan.  “Va, ¿subimos un poquito más solo a ver que vemos?” El poquito más se convierte en un señora caminata en la que tras un rato llegamos al “templo“. Ahí  aprovechamos para hacer una paradita para respirar y entablamos conversación con dos chicos que venían subiendo siempre cerca de nosotros, Ian de Granada, y Casper ,Noruego.

 

trekking_cascada_rishikesh

trekking_cascada_rishikesh

Seguimos subiendo juntos.Las vistas son geniales, estamos a una altura considerable y nos acercamos a pequeñas aldeas y arrozales que se distinguen a los lejos en la montaña.

Tras un largo rato de andar y andar nos topamos con unas mujeres que salen de los arrozales y siguen el camino del acueducto hacia arriba, llevan un bolsa enorme en sus cabezas y andan más ligeras que cualquiera de nosotros. Al pasar nos saludamos e intento imitarlas llevando mi mochila en la cabeza, cosa que les hace mucha gracia y más adelante comentaran con todo el pueblo.

trekking_cascada_rishikesh

trekking_cascada_rishikesh

Tras seguir la super subida sin fin, llegamos a una pequeña aldea muuuuy arriba de la montaña, donde nos ofrecen 4 sillas para descansar. ¡Genial! Vistas preciosas, y sesión de fotos con la familia que nos acoge en su terraza.

trekking_cascada_rishikesh

trekking_cascada_rishikesh

La niña pequeña se queda alucinada con las pulseras de Aina y no le suelta la mano, luego las mujeres se quedan mirando su collar e intercambian comentarios.

trekking_cascada_rishikesh

 

Una vez hemos recuperado el aliento preguntamos dónde estamos y a qué distancia estamos de la carretera. En teoría la aldea se llama Neer, y estamos a 9 Kilómetros de tremenda subida !!!!  Y hay niños que cada día suben y bajan desde ahí para ir a clase…

trekking_cascada_rishikesh

trekking_cascada_rishikesh

Al llegar abajo de todo, engullimos sin piedad un revitalizante zumo de mango y seguimos el tramo que nos lleva hasta el restaurante donde tomaremos con Ian y Casper nuestra merecida cena con vistas al Ganges.

Un día genial que se fue construyendo sobre la marcha y la improvisación.

trekking_cascada_rishikesh

2 Comments

Leave a comment

¡Deja un comentario...me hace mucha ilusión!

Contacto: mochilanomadablog@gmail.com