El primer capítulo de la «vídeo-aventura» por Asia nos lleva desde Nueva Zelanda a Filipinas. Ahí tuvo lugar el reencuentro con mi madre antes de tener que cambiar de planes «gracias» al tifón…