West Coast: Rob Roy Track, Blue Pools y los Glaciares

Tras un par de semanas de road trip con Ana llegó el momento de separar nuestros caminos y descubrir por mi cuenta la famosa West Coast de Nueva Zelanda. Ganas no me faltaban , pero tenía los días justos para verla antes de volar a India, así que elegí bien los destinos que quería conocer antes de iniciar mi ruta.

La idea era empezar en Wanaka con un trekking, el Rob Roy, para luego iniciar la subida hacia el norte pasando por las Blue Pools, los glaciares Franz Joseph y Fox , y terminando en las Pancake Rocks

Qué ver y hacer en la West Coast de Nueva Zelanda

Rob Roy Track

Después de haber superado con éxito mi primer trekking en Nueva Zelanda, el ascenso a Muller Hut junto al Monte Cook (Vídeo), me vinieron muchas ganas de seguir caminando a través de los preciosos paisajes de Kiwilandia. El Rob Roy Track estaba en mi lista de cosas que hace en la isla sur y fui a por él al llegar a Wanaka.

Esta caminata es mucho más sencilla que el Muller Treck. Una vez llegados a la zona de parking comienza un camino plano y pintoresco entre montañas, el río y verdes praderas, que tras 20 minutos te llevan al puente colgante dónde se inicia el recorrido.

rob-roy-track-5

Se trata de un camino de ida y vuelta, por lo que vamos a volver exactamente por el mismo lugar por el que subiremos. Sí, “subiremos” , ya que el camino es ascendente todo el rato hasta llegar al glaciar. Lo bueno es que es una inclinación moderada y a la vuelta todo es bajada 😉

El camino transcurre en su mayoría bajo la sombra de un bosque húmedo. Para mi es uno de los tipos de camino que más me gusta,ya que esta lleno de vegetación por todas partes y la temperatura se mantiene fresca pese a que sea un día soleado.

rob-roy-track-2

rob-roy-track

Tras una hora y poco de subida, llegamos a lo que fue años atrás un gran glaciar y del que ahora queda un poco de hielo y el recuerdo gracias a fotos y carteles. El lugar es super bonito para sentarse y disfrutar con sus delegadas cascadas bajando por las laderas, pero no esperes encontrarte un impresionante glaciar. La gracia de este track , para mi, es el camino en sí, no las vistas el llegar al final.

rob-roy-track-4

rob-roy-track-3

rob-roy-track-1

En el Mount Aspring National Park , donde se encuentra el Rob Roy, quedan aun más de 100 glaciares como este. Pero hace muchos muchos años atrás, todo el parque estaba cubierto de hielo. Aunque en los inviernos más extremos consiguen recuperar unos pocos metros, los glaciares están lentamente desapareciendo.

La bajada del track suele ser más fácil y rápida que la subida… pero en mi caso me lesioné al rodilla izquierda y tuve que bajar todo el camino cojeando.. ouch!

Blue Pools

blue-pools-1

Dejando ya atrás Wanaka y de camino hacia el norte por la West Coast pasé junto las Blue Pools dónde paré para echar un vistazo. Es muy fácil de llegar y una vez en el parking solo hay que caminar 15 minutos para llegar. De las Blue Pools diré que para mi es una parada prescindible. El lugar es bonito, pero no es más que un río ( como los cientos que ya habrás visto en el país) de aguas cristalinas.

blue-pools

La “gracia” de este es que justo por encima cruza un puente desde el que te puedes saltar al agua. Está bien si vas con amigos y os apetece un frío y divertido chapuzón, pero no tiene mucho más.

 

ALERTA SANDFLIES: A partir de este punto y por toda la West Coast vas a tener que convivir con estos malditos insectos. Están en todas partes , y están en grupos muy grandes. Ponte manga larga, calcetines , crema repelente y prepárate, por que la picadura te va a durar días

 

Fox Glacier y Franz Josef Glacier , la gran desilusión

Quizá el lugar que más me llamaba la atención antes de conocer la West Coast eran los famosos glaciares.  Quizá el fallo fue mío por imaginármelos demasiado espectaculares, pero la verdad es que me dejaron un mal sabor de boca.

Fox Glacier

El glaciar Fox fue el primero que visité. El paseo que te lleva del parking al glaciar no es demasiado atractivo, transcurre por un valle pedregoso sin mucho que destacar.

fox-glacier-1

Me fui acercando cada vez más al glaciar con la esperanza de ver algo impactante de cerca , pero tras subir el último tramo del camino vi que el punto hasta el cual se puede llegar caminando está bastante alejado del hielo. Justo en ese punto te encuentras una foto en la que se muestra como se ha ido derritiendo el glaciar en los últimos años.

fox-glacier-2

 

Eso si que es espectacular. La velocidad a la que está desapareciendo esta gran masa de hielo va a hacer que seguramente en el año 2020 no haya nada que ver desde este mirador.

fox-glacier-3

 

fox-glacier-4

Con todo esto no quiero decir que el Fox Glacier no valga la pena. Para mi no vale la pena hacer el típico paseo turístico y gratuito, pero las excursiones en helicóptero ( desde 90$ que no está nada mal) y trekkings con guía, tienen muy buena pinta ya que lo puedes conocer desde dentro. Pero caminar casi una hora para ver lo que fue un gran glaciar… para mi no resulta atractivo.

Aquí un grupo de gente disfrutando del glaciar desde dentro

Aquí un grupo de gente disfrutando del glaciar desde dentro

A varias kilómetros del glaciar, por el camino de vuelta a la carretera principal, te encuentras varios carteles que dicen “En 1950 el glaciar llegaba hasta aquí”, lo que me produjo una sensación de pena al ver como estamos perdiendo grandes parajes naturales como este.

 

Franz Josef Glacier

franz-josef-1

A pocos kilómetros del Fox Glacier encontramos a su hermano, el Franz Josef. Justo al llegar ahí empezaron a caer unas gotas de lluvia que estuvieron a punto de echarme atrás, pero finalmente me decidí y fui a descubirir este glaciar.

El camino es algo más corto que el primer glaciar y aparte tiene un “no se qué” que transmite una energía diferente. El aire que se respira es super puro , y el paisaje es mucho más bonito.

franz-josef-2

franz-josef-3

La parte visible del glaciar es algo más pequeña que en Fox, pero al poder acercarme algo más y encontrarme  en un valle más cerrado me sentí mucho más gusto. Si tuviese que elegir entre uno de los dos paseos, me quedaría con este sin dudarlo.

Hay que destacar también el altísimo número de helicópteros que sobrevuelan este glaciar constantemente para llevar a la gente a visitarlo in situ. Desde luego si volviese ahí me gastaría algo de dinero en realizar esa visita.

franz-josef

 

Mapa

One Comment

Leave a comment

¡Deja un comentario...me hace mucha ilusión!

Contacto: mochilanomadablog@gmail.com