No hace falta ser un gran amante de las flores y las plantas para disfrutar de una agradable mañana en el Jardín Botánico de Wellington. Con más de 25 hectáreas y unas increíbles vistas de todo Wellington es una visita obligada para todo el que pase por ahí. Es gratuito y puedes subir con el famoso Cable Car.

 

¿Te lo enseño?